DENTICIÓN EQUINA

Los caballos, como herbívoros, han adaptado sus dientes para pastar, teniendo en cuenta que en libertad dedican a esta actividad 16 horas al día.

Este desgaste se compensa con un crecimiento a lo largo de toda la vida del caballo (Hypsodontes), y para optimizar el corte y masticado las mandíbulas no encajan perfectamente. La mandíbula superior es más ancha, así como sus dientes, de manera que el arrastre permita moler con más facilidad el pasto.

Poseen en cada mandíbula:

  • 6 incisivos
    • 2 palas
    • 2 intermedios
    • 2 extremos
  • 2 caninos (o colmillos)
  • 6 premolares
  • 6 molares

Esto hace un total de 40 piezas (36 en las yeguas)

Tiene un hueco situado entre los caninos y los premolares llamado “diastema”, y es el lugar en donde encaja el bocado de freno. (Ocasionalmente en este espacio aparecen los llamados “dientes de lobo” que hay que vigilar para ocasionar lesiones)

mandibula y dientes

Los dientes evolucionan más o menos de acuerdo al siguiente calendario:

Antes del año Los dientes de leche empiezan a salir a los 10 días de vida
1 año 6 dientes de leche en cada mandíbula, empiezan a salir los molares
2 años Tiene todos los dientes de leche
2 años y ½ Caen los incisivos centrales (2 en cada mandíbula) y empiezan a salir los permanentes
3 años Incisivos centrales permanentes
3 años y ½ Se caen los intermedios de leche y empiezan a salir los permanentes
4 años Los intermedios definitivos han crecido.
5 años Aparecen los colmillos en los machos (a veces también en las yeguas)
6 años La dentición permanente está completa, se distingue de la de leche (2 años) por la cavidad oscura de la superficie superior de los incisivos
7 años Aparece el “gavilan” en el extremo superior. Durará 1 año
8 años Las cavidades son similares en todos los dientes A partir de estos años, determinar la edad del caballo por medio de su dentadura se hace mucho más difícil
10 años Aparece el “surco de Galvayne”
15 años El “surco de Galvayne” llega a la mitad del diente
20 años El “surco de Galvayne” ocupa todo el diente. Dientes más cortos
Entre 20-25 años El “surco de Galvayne” desaparece de la parte superior, y va disminuyendo su longitud hasta que a los 30 años desaparece completamente.  Se hace más pronunciada la inclinación de los incisivos

 

Arcos de la dentadura                                                            Surco de Galbayne

Las piezas dentarias se desgastan por el frotamiento entre ellas y el alto contenido en minerales abrasivos que se ingieren mezclados con la hierba. Para compensar este desgaste, los caballos disponen de dientes muy largos alojados en alveolos profundos que va erupcionando a razón de 3 milímetros por año.

Cuando un caballo mastica la mandíbula se mueve de manera circular y la comida se tritura entre las tablas molares (conjunto de premolares y molares). Su superficie es rugosa y con bordes cortantes, para cortar los tallos fibrosos

Tal y como comentábamos al principio, los caballos mastican hierba entre 12 y 16 horas al día en condiciones de libertad. Estabulados lo normal es reducir sensiblemente estas horas, en la mayoría de los casos comen 2 o 3 veces al día, masticando muchas menos horas y como consecuencia no llegan a desgastar correctamente la dentadura.

A esto hay que añadir que los caballos no fueron diseñados naturalmente para llevar embocadura, que a veces pellizca o interfiere en los llamados “dientes de lobo”.

Por estos motivos hay que revisar periódicamente la dentadura del caballo y observar cualquier síntoma para prevenir consecuencias negativas

  1. Revisión de las encías
    1. Encías pálidas, son síntoma de una posible anemia o de un golpe.
    2. Encías pálidas y enfermizas, pueden ser síntoma de una hemorragia interna
    3. Encías amarillentas, pueden estar relacionadas con hepatitis
    4. Rara vez se produce inflamación de las encías o llagas. Si aparecen pueden señalar un bocado mal ajustado
  2. Desgaste de los dientes
    1. Desgaste irregular de los incisivos es señal de tragar aire (porque suele ir aparejado con morder la puerta, el comedero o cualquier lugar que sobresalga, en el que el caballo se apoya con los dientes mientras traga aire)
    2. Desgaste irregular de las muelas (puntas), como consecuencia natural del tamaño de las mandíbulas. Puede provocar cortes en la mandíbula y dificultad para comer
    3. Rara vez se producen caries

limadura de picos

 

Síntomas a observar:

  • Come mal
  • Alteraciones en la digestión
  • Pérdida de peso o dificultad para ganarlo
  • Halitosis (mal aliento)
  • Masticación forzada, se le cae la comida de la boca al masticar
  • Cólicos frecuentes
  • Descarga nasal crónica
  • Alteraciones en la salivación
  • No deja poner la embocadura
  • Le cuesta reunirse
  • Evita el “contacto”
  • Ladea la cabeza durante el trabajo
  • Está muy irritable o muy apático
  • Le molesta que le toquen cerca de las orejas

 

 

 

dentista equino

 

Bibliografía:

topcavalls.com

equins.caib.es

emmanuelle-vandendriessche.com

es.wikihow.com

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *